Con frecuencia creemos que estar triste es un estado de ánimo común y normal. Sin embargo, hay que saber diferenciar una tristeza transitoria de un trastorno depresivo. Este último está considerado como un conjunto de enfermedades que tienen en común la presencia de tristeza patológica, la cual limita a la persona impidiendo que lleve a cabo sus actividades habituales.

Es importante poner especial atención a los síntomas que aparecen cuando se padece un trastorno depresivo. Estos incluyen: intensidad desproporcionada de la situación, mantenida en el tiempo y limitante. También aparecen sentimientos de vacío, desesperanza, irritabilidad, frustración, pérdida de interés, alteraciones del sueño, cansancio, ansiedad y falta de apetito.

Existen diversos tipos de trastorno depresivo como son: el trastorno adaptativo con ánimo deprimido, el trastorno distímico y el episodio depresivo o depresión mayor.

Es muy importante que ante la aparición de los síntomas anteriores consulte a un profesional de la salud mental como lo es el Dr. Rafael Ramos Rodríguez quien con gusto le atenderá en su consultorio ubicado en la Ciudad de México.

Con información de Portal Clínic, Clínica Mayo y Guía de práctica clínica de los trastornos depresivos.